Descubriendo el Museo de L’Orangerie de París

CAT1_Museo_Orangerie_1997

En el Jardín de las Tullerías, de cara a la Plaza de la Concordia y junto al Río Sena, se encuentra un edificio que esconde una importante colección de arte de pinturas impresionistas y postimpresionistas, se trata del Museo de L’Orangerie o del Naranjal.

En Descubre París te contamos todo sobre el Museo de L’Orangerie y por supuesto, información práctica y detallada para que lo visites.

Su origen

En el lugar donde se encuentra actualmente el edificio se ubicaba un restaurante en el siglo XVII. Hacia 1850 se diseñaron, por orden de Napoleón III, los planos para crear un espacio tipo invernadero, en el que se guardaran los naranjales del Jardín de las Tullerías durante el invierno. De allí viene su nombre y su diseño (con vitrales a los lados para recibir la luz, muros en el norte para protegerse del viento).

L’Orangerie se vuelve de dominio del Estado después de la caída del Imperio en 1870 y del incendio del Palacio de las Tullerías en 1871. Hasta 1922 albergó eventos hortícolas, musicales, artísticos, entre otros.

El destino de este lugar cambió completamente después de la Primera Guerra Mundial, pues el Estado decide poner L’Orangerie bajo la responsabilidad de la Subsecretaría de Bellas Artes, al igual que su equivalente (Le Jeux de Paume, justo al otro lado del Jardín). Georges Clemenceau (Presidente del Concejo en ese momento) propone instalar allí la totalidad de Los Nenúfares, que Monet estaba pintando en ese momento y que había dado como regalo al Estado.

 

El diseño del lugar

Claude Monet se dedica junto a la arquitecta Camille Lefèvre al proyecto arquitectónico, que se traduce en una obra de 8 paneles de dos metros de alto, y de un largo total de 91 metros, dispuestos en dos salas ovaladas formando el signo del infinito.

Nenúfares de Monet, Museo de l’Orangerie, Paris Fotos ©Descubre Paris 2019

Monet no dejó ningún detalle al azar: la orientación de las obras es del Este al Oeste, es decir alineadas con el sol, y además con el Gran Eje parisino que viene desde el Arco del Triunfo hasta el Louvre. El acceso a las salas se hace por un vestíbulo (representando una transición con el mundo exterior) y la luz exterior proviene del techo, lo que busca generar una sensación de inmersión y de gracia.

En 1927 se inaugura el Museo Claude Monet, justo unos meses después de la muerte del artista. En ese momento el museo dependía del Museo de Luxembourg. A partir de 1930 pasa a depender del Louvre. En ese año se inauguran 4 salas de exposiciones temporales. Pero fue a partir de la adquisición de la colección de obras de Jean Walter y Paul Guillaume, que el museo logra un carácter de permanencia y tras varias adecuaciones, adquiere la forma que posee el día de hoy.

Museo de l’Orangerie, Paris Fotos ©Descubre Paris 2019

El Museo de ‘L’Orangerie, de apariencia pequeña, tiene una superficie de 6.300 metros cuadrados, y recibe más de 1 millón de visitantes al año.

 

Cómo está organizado en la actualidad

Nivel 0: Los Nenúfares de Claude Monet

Nenúfares de Monet, Museo de l’Orangerie, Paris Fotos ©Descubre Paris 2019

En el nivel 0 se encuentran los impresionantes Nenúfares de Claude Monet. El artista quiso convertir este lugar en un símbolo de paz después de la guerra.

Justo antes de ingresar a esa sala, en el vestíbulo, hay siempre una exposición de un artista invitado.

Al ingresar a la primera sala (o al primer aro del símbolo de infinito), se encuentra El Sol cayendo, a la izquierda están “Las Nubes” reflejadas en el agua, a la derecha “La Mañana” y al fondo los “Reflejos verdes”. Al pasar a la siguiente sala, están “Los Reflejos de los Árboles”, “La mañana en los sauces”, a la derecha “La mañana clara en los Sauces”  y al fondo “Los dos sauces”.

Nivel -1: La librería, la boutique y el café.

Nivel -2: La Colección Jean Walter & Paul Guillaume

Colección Walter-Guillaume, Museo de l’Orangerie, Paris Fotos ©Descubre Paris 2019

Compuesta de 146 obras de Renoir, Cézanne, Modigliani, Matisse, Picasso, Derain y Soutine que datan de 1860 a 1930, es una de las colecciones más bellas de Europa.

Del otro lado del piso, hay una sala de exposiciones temporales, una sala pedagógica  y una sala de lectura para niños.

 

Información práctica:

Precio: 9€ para adultos.

Gratis para los menores de 18 años, para los residentes de la Unión Europea, y el primer domingo de cada mes.

Audio guía: 5€

Horarios: Abierto de 9h00 hasta las 18h00 (6 p.m.), todos los días MENOS el martes.

Cerrado los martes, el 1ro de mayo, la mañana del 14 de julio y el 25 de diciembre.

Ultimas entradas vendidas a las 17h15 (5:15 p.m.).

Dirección: Musée de l’Orangerie, Jardin des Tuileries, Place de la Concorde, coté Seine.

Acceso: Metro Línea 1, 8, 12, estación CONCORDE. Buscar la salida (sortie) número 4: Musée de l’Orangerie. Tendrás al frente la Plaza de la Concordia, camina como buscando la entrada principal del Jardin de las Tullerías. Entra y toma la rampa qua hay a la derecha. Súbela y verás el museo.

 

Importante:

La sala de exposiciones de la colección Walter-Guillaume va a estar cerrada por renovación, entre el 4 de septiembre y 31 de marzo de 2020. Durante este periodo seguirán abiertas la sala de Los Nenúfares de Monet, y además serán accesibles la exposición temporal de Félix Féneon y de Patric Tosani.

Por esta razón, el precio de la entrada va a pasar de 9€ a 6,50€ entre el 4 de septiembre y el 14 de octubre, y entre el 29 de enero al 30 de marzo de 2020.

 

Sugerencias de Descubre París

  • Visita en ciertos horarios: en semana, en las mañanas desde la apertura, o antes de que lo cierren, es decir a las 17h00 (p.m.). A este museo vale la pena madrugarle, es decir, estar allí a las 9h00 a.m., porque si hay mucha gente, no se aprecia de la misma manera la sala de los Nenúfares.
  • Comprar el billete combinado con el del Museo d’Orsay, pues son dos museos complementarios y agradables a visitar, y si de verdad te interesan, puedes economizarte un dinerito.
  • Deberás dejar tu bolsos grandes, maletas o back packs en la consigna. Es gratis. Igual para los coches de bébé, aquellos que son muy voluminosos no son permitidos, pero pueden prestarte unos a condición de dejar un documento de identidad.
  • En la medida de lo posible, siéntate un rato a mirar cada una de los Nenúfares de Monet. Cambia de posición para que las aprecies, y luego mira la continuidad del conjunto.

Esperamos que puedas disfrutar de este bello espacio artístico, y al salir, no dudes en darte una vuelta por el Jardín de las Tullerías (en este link te contamos todo sobre este gran jardín lleno de obras de arte).

No dudes en pensar en el diseño de una Guía paso a paso completamente personalizada y adaptada a tus necesidades y expectativas de Paris, o en una de nuestras guías detalladas, listas a descargar, para que aproveches al máximo tu visita a la Ciudad Luz.

 

París te espera.

 

A bientôt !